De novios, mascotas y otras yerbas

Tengo que contarles esta anécdota porque es de lo más graciosa, días atrás estaba yo, toda onda bricolage, pintando un letrerito para la sesión pre boda, sesión, que dicho sea de paso la habíamos postergado dos veces, este era nuestro tercer intento, por el clima, parece que se le daba por llover los sábados nada mas…en fin, y ahí iba yo, a renovar tres veces el permiso para que nos presten el predio, y después de prenderle a cada santo una vela, para que no llueva, al fin se nos dió, y llego el tan ansiado día y ahí estábamos, Desiré e Iván, los novios, Olaf, su mascota, recién bañado todo pomposo, con su moño rojo a pintitas, un primor, y la amiga de los novios, Liliana que nos cuidaría a Olaf en los momentos de la sesión en las que el susodicho no participaba. Lo que no contábamos era que justo, pero justo ese día, había evento en el lugar y estaba lleno de gente, música, bandas, y la mar en coche, trasca que el señor de seguridad casi no nos deja pasar con la mascota, cuando yo ya había llamado y avisado que íbamos con ella…Burocracia, que le dicen vió…

Lógicamente Olaf estaba sobrexcitado, no paraba un minuto, teníamos pensado hacer primero las fotos con él y luego dejarlo al cuidado de Liliana, que nos hacia el aguante. Cuestión que no tenemos mejor idea, que sacarle el pretal que traía, y el muy zanguango, se va a toda carrera a echarse un clavado en la pileta del predio toda podrida, verde y llena de algas…Nananananana. Y como si esto fuera poco, vuelve lo mas campante hacia nosotros a sacudirse toda el agua podrida jajajajajaja. Todavía me estoy riendo, esta es una foto que rescaté, donde el muy disgraciau tiene el moño torcido y aún el pelo mojado
Gajes de Oficio

DEJE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas publicaciones